Burgos no es sólo Catedral. Burgos es mucho más. A tan sólo 2 horas de Madrid, y en un radio aproximado de unos 100 km nos encontramos con una zona de gran valor arquitectónico que apuesta claramente por la innovación y vanguardia.

El Camino de San Olav

Pues sí, Burgos no sólo tiene también catedral sino que tiene también su propio camino, como Santiago de Compostela. Este camino recorre unos 60 kilómetros desde Burgos, dejando a su lado pueblos y paisajes castellano-leoneses desembocando en la Ermita de San Olav.  ¿Y qué tiene de innovación y vanguardia un sendero en plena naturaleza? La propia Ermita de San Olav. Es posiblemente la iglesia más moderna y vanguardista de toda España.

¿Y quien es Olav? Olav es un santo noruego que ha llegado hasta estas tierras por casualidad. La princesa Kristina de Noruega llegó a España en 1257 para casarse con un hermano del Rey Alfonso X el Sabio.El matrimonio vivió en Sevilla pero el marido, había sido abad de la Colegiata de Covarrubias. Antes de morir la princesa, esta le pidió a su esposo que construyera en Covarrubías un tempo a San Olav. Cuatro años más tarde de casarse la princesa falleció y su marido la enterró allí mismo.

En el año 2002 la fundación de la princesa Kristina, el ayuntamiento de Covarrubias y las escuelas de arquitectura de Oslo y Valladolid organizaron un concurso para que fueran los propios estudiantes los que diseñaran la ermita. Se presentaron unos 30 proyectos y después de la votación realizada por un jurado compuesto de arquitectos importantes europeos se decidió que el proyecto realizado por Pablo López Aguado y Jorge González Gallego de la Escuela de Arquitectura de Valladolid sería el que finalmente se vería plasmado en pleno valle.

Según nos acercamos al propio valle, lo que primero que se va contemplando es la torre campanario que sirve de referencia para alcanzar el final de este camino. Aquí las piedras se sustituyen por placas de metal.

Tanto la puerta de acceso como el interior se revisten de madera formando un ambiente cálido con estudiados pasos de luz que aprovechan la orientación Este-Oeste.

 

Casa de la Madera

Se encuentra en el Comunero de Revenga, terreno sobre el que aparecen enclavados los pueblos de Quintanar de la Sierra, Canicosa de la Sierra y Regumiel de la Sierra.

La Casa de la Madera es un edificio multidisciplinar que sirve a la vez de exposición y formación siendo la sede de la asociación del Bosque Modelo de Urbión y también centro de información de turismo.

Lo primero que llama la atención al verla es la bella combinación de materiales sacados de los montes de la zona, el pino de Soria-Burgos y la piedra arenisca, materiales claves en la economía de la zona. La construcción simula las pilas de madera que se forman en el monte, utilizando un sistema pionero de apilamiento con presión, no necesitando el uso de ladrillos.

Abrió sus puertas al público en el año 2008 y actualmente es un edificio de referencia en la comarca y en la provincia de Burgos.

 

Bodegas Portia

Se inauguró en 2010 y es la única bodega diseñada por el conocido arquitecto Norman Foster. Un proyecto que culmina con una gran armonía entre estética y funcionalidad.

 

“El corazón de una flor con tres pétalos”

 El arquitecto quiso concebir la Bodega como una flor con tres pétalos. Cada pétalo lo destina a una fase de elaboración del vino. Tres naves diferentes, la primera de ellas la recepción de la uva y elaboración, la segunda es el cuidado de los vinos en barrica y la última de ellas es donde los vinos pasan de la crianza en barrica al envejecimiento en botella. Estas tres naves se unen por un corazón central, donde se úbica el edificio principal, con su restaurante, cafetería, tienda, etc.

Norman Foster utilizó para su construcción el acero, la madera y el cristal, además del hormigón. 

El edificio tiene 12.500 metros cuadrados con una capacidad de elaboración de un millón de botellas anuales.

Actualmente y desde el mes de marzo José Manuel Robles expone en el edificio principal su obra de esculturas denominada “Del Mar a las Estrellas”

La sala de barricas se ilumina con dos bandas laterales de color rosa que indican el nivel del suelo.

Las barricas se pueden contemplar desde lo alto de la “torre de control” que se encuentra en el interior de la sala.

Esta torre de control recrea las torres de control de los aeropuertos. Cabe recordar la afición y la experiencia  de Norman Foster en el diseño de aeropuertos, posiblemente uno de sus fetiches. Entre los aeropuertos que ha diseñado, hay uno que me llamado la atención. Es el de Kuwait y no he podido dejar de pensar en si pensó primero en el aeropuerto y luego en las bodegas o si fue al revés. ¿Creéis que no tuvo mucho tiempo cuando le encargaron el proyecto de las bodegas y plasmó Kuwait en plena provincia de Burgos?

 

Burgos reúne en tan sólo 100 kilómetros de distancia tesoros arquitectónicos donde rezuma la innovación y vanguardia.