Viernes 13 de marzo. El presidente del Gobierno declara el estado de alarma en todo el territorio nacional, una situación que ya esperábamos la gran mayoría pero desconocemos sus consecuencias reales. Las medidas no se confirman hasta el día siguiente pero hay una que está clara, el cierre de restaurantes y bares. Si hay algo que nos han dado o permitido estos negocios a lo largo de la vida es poder ahogar las penas y vencer los problemas en ellos. España es así, somos así. Desde ese día, el sector hostelero cerraba sus puertas de manera indefinida.

Coke Blas y Hugo Rodriguez de Prada socios de “Grosso Napoletano” una de las cadenas de pizzerias más conocidas de la capital española, se reúnen esa misma noche para valorar la situación a la que se enfrentan. Incertidumbre, preocupación y necesidad de toma de decisiones. La situación es tal, que no hablan casi del negocio. Necesitaban ayudar ante la situación que se estaba generando en los hospitales. Un primer envío de pizzas, un mensaje de Whatsapp a todos los contactos y a futuros colaboradores, y un nombre #FOOD4HEROES que se recordará para siempre como la gran unión de los hosteleros madrileños contra esta terrible pandemia que ha cambiado ya la historia del mundo.

Ellos han creado la iniciativa pero no nos podemos olvidar de todos y cada uno de los hosteleros que están poniendo su granito de arena. 

 
DLM- ¿Cómo comenzó todo después del comité del 13 de marzo? ¿Se unieron rápido otros restaurantes para colaborar? 
 
Coke- Esa misma noche ya realizamos el primer pedido. Fue a una amiga nuestra del hospital Clínico San Carlos y la verdad es que fue muy impactante la emoción y el agradecimiento con que recibieron algo tan simple como pizzas. Pronto nos percatamos de que el tema era más serio de lo que parecía en un primer momento, así que decidimos compartir un mensaje entre nuestros contactos con la finalidad de crear una base de datos de hospitales con necesidades. A la mañana siguiente teníamos más de 100 peticiones de 16 hospitales diferentes de la Comunidad de Madrid, así que nos pusimos rápidamente a trabajar.
 
Le pusimos un nombre a la plataforma y lanzamos un llamamiento a los partners y amigos restauradores para que se unieran a la iniciativa. En pocos días éramos más de 80 operadores y empresas del sector unidos por la causa.
 
¿Cómo os organizáis? 
 
 Hay cuatro grupos de Whatsapp en función del área geográfica (Norte, Sur, Este y Oeste) donde se localizan los restaurantes y los hospitales. Además, cada hospital tiene su propio grupo con los operadores. Cada restaurante elabora su comida diariamente y se acuerda un reparto diario a través de los grupos para coordinar necesidades y entrega.
 
¿Qué hospitales fueron los primeros en recibir las pizzas de “Grosso”?
 
El Hospital Clínico San Carlos,  Ramón y Cajal, La Paz y Puerta de Hierro en Majadahonda. En todos aquellos teníamos gente muy cercana trabajando contra este terrible virus.
 
Actualmente ¿Cuántos hosteleros colaboráis en esta iniciativa? ¿Cuántos kilos de comida o raciones al día?
 
Actualmente hay más de 100 colaboradores en Madrid, que repartimos más de 5000 raciones de comida al día por los distintos hospitales, además de agua, refrescos, barritas energéticas,…Además, otros compañeros han seguido la iniciativa en otras ciudades como Barcelona, Bilbao, Valencia o Málaga.
 
¿Habéis tenido que reducir la plantilla por la crisis que ha afectado a vuestro sector tan duramente?
 
Si claro, no ha quedado remedio. Excepto un equipo de cinco valientes que siguen al pie del cañón para poder llevar a cabo esta iniciativa y el delivery desde el obrador. Estamos deseando que esto acabe porque nuestra gente se merece lo mejor. Tenemos un equipo extraordinario que está deseando volver al trabajo y seguir alegrando la vida a los clientes. Les echamos mucho de menos.
 
¿Como ves a los grandes héroes?
 
Lo más emocionante es el agradecimiento y emoción de los sanitarios. Se les ve exhaustos pero se nota que están sacando lo mejor de sí mismos. Siempre tienen tiempo para recibirte con una sonrisa y la cabeza bien alta. Como verdaderos héroes que son.
 
Aparte de los mensajes que van rotulados en cada bolsa, ¿que mensaje de animo daríais a los sanitarios de este país?
 
Que estamos más cerca de salir de este túnel y que nunca jamás olvidaremos su trabajo, entrega, coraje y corazón. Se están jugando la vida cada segundo y desde aquí les deseamos a todos la mayor de las suertes. No se nos olvida rezar por ellos ni una sola noche.
 
 ¿Cómo veis la solidaridad en España? ¿La gente está respondiendo bien? 
 
Como todos sabemos, afrontar estos retos saca lo mejor de cada uno. Me sorprende aquella gente que está más pendiente de desacreditar una iniciativa puntual y motivar el odio, que de ayudar. España es un país autodestructivo por naturaleza, pero en el fondo hay pocos países con tanta historia, valores y ética en su haber. Estamos convencidos de que si todos ponemos nuestro granito de arena, todo volverá a la normalidad. Nos llena de orgullo cómo particularmente nuestro sector se está volcando en ayudar. Gente que posiblemente el día de mañana tengan que cerrar sus negocios, pero aún así ponen lo que está en su mano para que esto se acabe lo antes posible. Lo bonito es darse cuenta de que lo que realmente llena al ser humano es sentirse útil y echar una mano cuando alguien lo necesita.
 
¿Vaticinaríais de algún modo como va a quedar vuestro sector cuando superemos esto?
 
La preocupación es latente, al igual que en el resto de sectores. Nosotros somos positivos a medio plazo y esperamos unos meses duros pero también una recuperación más ágil de lo que vaticinan los medios. Es importante que todos seamos conscientes del problema que se puede crear si no incentivamos el volver a la normalidad (siempre que lo autoricen las autoridades sanitarias) lo antes posible. Sectores como el turismo y la restauración son el alma de este país. Tocará sacar lo mejor de nosotros para volver a donde estábamos. Al lugar que nos corresponde.
 
 
 
 
Los otros héroes
Coke Blas- Hugo Rodriguez de Prada /Foodforheroes